lunes, 15 de octubre de 2012

La Danza Oriental no es para mí...

La danza oriental no es para mí...
En estos años que he estado dedicándome a la docencia, ha habido gran cantidad de gente que me ha dicho esta frase. Creo que esta frase conlleva ya algunos prejuicios que no ayudan a probarla e involucrarte en ella.
Debo aclarar, para ser justos, que cuando mis amigas me incitaron a probarla por primera vez pronuncié la misma frase. Yo venía del Jazz y del moderno, de un baile muy distinto a este y la verdad es que no me veía para nada identificada con la feminidad y dulzura que a primera vista me inspiró esta danza cuando la vi.
Yo me veía más masculina bailando, más agresiva, más urbana, y pensaba que era bonita verla pero que de ningún modo podría insertar esa manera de sentir y esa música dentro de mí. Por eso, es que cuando alguien me dice que no sé ve bailando Oriental, lo comprendo perfectamente... pero de igual modo, pienso que hay que atreverse a penetrar en ella, quitars las trabas que siempre dejamos que vayan por delante, sólo te ivito a que pruebes una clase, a que dejes, y te permitas, ser protagonista bailando y no sólo como espectador o espectadora. Date una oportunidad para conocerla y darle cabida a tu modo en tu propio cuerpo y manera de sentirla e interpretarla.
Porque te aseguro que yo no me arrepiento de haberme animado finalmente y haber visto que sin ninguna duda...
La danza del vientre Sí era para mí...

sábado, 6 de octubre de 2012

Entrevista a Cristane Azem


Entrevista a Cristane Azem

Por Jessica León

Nota: Hace unos meses tuve que hacer un trabajo para la Universidad donde tenía que entrevistar a alguna personalidad que admirase sobre algún campo en concreto y elegí a Cristiane Azem, la cual creo que no deja de innovar con sus enseñanzas y arte el mundo de la danza. 
Como pensé que era un regalo tener el extracto de sus palabras plasmadas y a mí me habían servido enormemente, le pregunté si me dejaría publicarlo en esta bitácora, y aunque no suele conceder entrevistas a blogs, accedió a que pudiera compartirlo con todos vosotros, gracias.


Cristiane Azem, es una persona grande. Entra por la estancia de su estudio ubicado en el madrileño barrio de Tirso de Molina y despide una presencia abrumadora al entrar a su clase, donde las alumnas la esperan, ávidas de esa clase magistral que están a punto de recibir con la maestra.
Nació en Brasil, bajo raíces libanesas e italianas que modelaron su forma de sentir, vivir y bailar. A los 25 años llegó a Madrid, trayendo un poquito de esa gran mezcla cultural y artística a nuestros teatros.
Cristiane es de esas personas que arrasan, en el buen sentido de la palabra, Cristiane es capaz de allanar una cordillera a su paso, o producir un terremoto y hacer de Madrid un gran volcán en un momento. Enseña a bailar Flamenco, Danza Oriental, Danzas Romaníes y enseña sobre todo a sus alumnas a darle el lugar y el protagonismo a esa disciplina milenaria, que es la Danza y que ella sabe convertir en Arte.

* ¿Con qué edad comenzaste a bailar?
Empecé a bailar con 12 años en Brasil, ballet “moderno”, que en la época era algo que se enseñaba a chicas que eran demasiado jóvenes para ir a jazz, la técnica era de clásico pero las músicas modernas.

* ¿Qué te aportó la danza para conseguir  “engancharte”?
Yo ya estaba “enganchada” a la danza antes de ir a la escuela de ballet… Desde muy pequeñita no podía contener el bailar sin parar cuando una música me emocionaba…Y solía sentar a toda la familia para que me vieran…¡¡Hacía unas improvisaciones de cuidado!! (Risas…)

* Estudiaste Historia del Arte mientras seguías bailando, ¿cómo hacías para conciliar ambas disciplinas?
Estudié Historia durante 7 años en la Universidad…no era nada fácil de conciliar… ¡pues eran miles de libros los que tenía que devorar y digerir! Tenía muchas ojeras…volvía a casa de los ensayos de danza casi durmiendo al volante…pero ha valido la pena. Lo que hoy soy y hago en danza se debe a las miles de horas de la carrera de Historia.

* Te inclinaste por la Danza Oriental, ¿por qué? ¿Qué es lo que diferencia de otros estilos de baile?
Me “incliné” por la Danza Oriental para “comer” (Sonríe) En realidad la danza oriental siempre ha estado en mi vida a través de la música y de la cultura árabe ya que soy de familia libanesa. Pero en realidad, mis estudios de danza en Brasil me han llevado al flamenco. A los 24 años mi maestra de flamenco y expresión corporal me pide ayuda con la danza oriental (que yo nunca había estudiado formalmente) y entonces me doy cuenta de lo que sabía y podía hacer… al cambiarme a España se transforma en mi medio de vida…por cosas del destino me ofrecen nada más llegar dar clases de Danza Oriental….y con cierto miedo yo lo acepto… porque yo era profe de flamenco en Brasil….pero resulta que las clases van de maravilla y la danza Oriental va ocupando poco a poco mi pasión por la Danza.


* ¿Tiene algún hándicap dedicarse a la danza? ¿Has tenido que renunciar a algo en tu vida por la Danza?
Hay muchos… por la danza se renuncia a muchas cosas de la vida privada… siempre estás ensayando o estudiando cuando no estás trabajando para vivir…o sea, tu vida social y afectiva se ven mermadas por tu cansancio y falta de tiempo…

* Si tuvieses que darles un consejo a tus alumnas, ¿qué las recomendarías? ¿Por dónde deberían “empezar el camino” para ser profesionales?
El camino para ser profesionales empieza con la constancia. Hay que  caminar con determinación por muchos años….la gente va demasiado deprisa….abren una web…se compran un traje y ya está….pero no es así.  En la danza más que todo se hace el camino al andar…no se crea la “profesional” del humo.  Mi consejo es vive tu sueño,  el es posible. Pero vente a clases siempre.

* ¿Cómo ves el panorama de las artes escénicas  en España? ¿Crees que se valora lo suficiente la Danza o aún hay que seguir labrando el camino?
Hay muuucho camino por labrarse en España. El panorama de la danza es difícil aquí.  Sí. Comparado a muchos países, incluyendo paises del tercer mundo como Brasil,  hay un desnivel en muchos ámbitos… Hacia menos, y a nivel institucional quiero decir.  La danza no está institucionalmente valorada en España.

* Has tocado casi todos los palos, el flamenco, la danza oriental, danzas gitanas, burlesque… ¿Te queda alguna modalidad más por explorar?
En los 30 años que llevo estudiando danza es verdad que ya he tocado muchos estilos….y en realidad mi trabajo en la Danza Oriental está bastante influenciado por esa vivencia con varios géneros dentro de la danza. Sin embargo me falta siempre muuucho por aprender y explorar como lenguaje. Ahora mismo estoy en una búsqueda con el Butoh

* Dentro de tu bagaje profesional, ¿destacarías alguna anécdota en especial de alguno de tus shows que te haya marcado por algún motivo?
Hay una anécdota que la gente cercana siempre me vacila… ya que estoy loca por Camarón de la Isla desde que tenía 16 años en Brasil… y decidí bailar flamenco y venirme a España a consecuencia de esta pasión…
Un periódico en Galicia escribió: “Cristiane Azem…bla bla bla… que HA BAILADO CON CAMARÓN DE LA ISLA….bla bla bla” (Risas) ¡¡Si cuando murió yo seguía en Brasil todavía!!

* ¿Qué maestras o maestros te han influido? ¿Recuerdas alguna lección magistral de alguno de ellos?
La Maestra más importante de mi vida fue Paula Martins en Brasil, profesora de expresión corporal y flamenco, una joya de 70 años. Su lección Magistral: Pasión y Trabajo (enfatiza), horas y horas con los brazos al aire…pero siempre inspirada por el genio, por el duende, por la poesía…
Y aquí en España: Maruja Palacios, flamenco. Su lección magistral: la humildad. Maruja ha tenido a Baryshnikov arrodillado a sus pies después de verla bailando en “El Corral de la Morería”… sin embargo Maruja era una persona que a cada día iba a darnos su arte por tres horas seguidas con una sencillez y verdad absoluta…

* Si tuvieses que escoger entre enseñar o ser bailarina, ¿por qué te decantarías?
Si tuviera que escoger, elegiría enseñar.  La soledad de después de los fascinantes pero efímeros aplausos es triste…sin embargo, lo que se genera en las clases de belleza y complicidad dentro de las clases me da una felicidad más duradera y profunda.

* Como docente de Danza, ¿qué es más importante, una buena técnica corporal o “tener ese duende”? ¿Se baila más con el alma o con el cuerpo?
Las dos cosas. Sin una de ellas la danza no está completa.

* Ahora en tus nuevos proyectos has abierto el abanico de danzas orientales y has introducido las danzas romaníes en tus producciones, ¿qué novedades brindan bajo tu punto de vista? 
Desde mi primera producción profesional DROM nos dedicamos a las Danzas Gitanas. Y ahora con GÁLATA hemos profundizado en el Román que es la danza gitana típica de Turquía. Están muy vinculadas tanto a las Danzas Orientales como al Flamenco.  Es como un puente de unión entre varias culturas.  Bajo el punto de vista rítmico aportan una variación que no hay en flamenco que es el 9/8.  A nivel técnico aportan elaboradas combinaciones que no se hacen normalmente en la danza oriental…. Y a nivel poético, las melodías “romaníes” son desgarradoras y febriles a la vez… nos aportan fuego al alma.

* Si te doy a elegir entre el Cairo o Estambul, ¿con qué te quedas?
Si me das a elegir entre Estambul y cualquier otra cuidad, ¡me quedo con Estambul! (Sonríe)

* ¿Cuáles son tus próximos proyectos?
 Llevar a cabo una gira internacional con GÁLATA. Estrenar mis 3 nuevos Núcleos de Producción este año:  “Zyriab” (acerca de la España de las 3 culturas con música de Eduardo Paniagua)  “Night” (un espectáculo de Tribal Gótico y Butoh inspirada en Drácula de Bram Stocker) y Les Follies  París/ Berlín /New York (un espectáculo que cuenta la historia del Burlesc )

* Termina esta frase:
La Danza para mí es…
Un lenguaje… una forma de expresión del ser humano.
Pero sigo con otra frase:
Arte para mí significa dos cosas:
“Un espejo de nosotros mismos… y un paraíso artificial.”