sábado, 25 de noviembre de 2006

Mi encuentro con la Danza del Vientre


He bailado siempre, la música movía mi cuerpo y mi sentir, elevándome, expandiéndome, descongestionando mis músculos, desembocando en una risa, en el bienestar. He ido al compás del funky, del hip hop, de música clásica, del pop, incluso he vibrado con el sabor duro del rock. Pero, en mi camino me paré a escuchar la música árabe que provenía desde algún roncón de la ciudad, y me quedé impresionada de aquel sentimineto que me atrapó y me hizo suya. La danza del vientre. Nunca había sentido tanta emoción ni tal sentimiento de alegría, yo sentada en una butaca, protagonizaba impulsos de levantarme y bailar también, la música árabe no la había escuchado nunca, bailar de forma tan libre, sinuosa, destacando cada parte de tu persona, brazos que serpenteaban, caderas que dibujaban curvas en el escenario, manos como aves que volaban.

Desde entonces ese recuerdo como un sueño campaba en mi mente y una amiga me grabó esta música, y yo, desde la soledad de mi habitación dibujaba un paisaje soñado con cada rincón de mi misma y me recreaba en los ritmos exóticos, en las darboukas...Aquel en septiembre uise empezar con algo distinto: Al no haber plazas en Danza del Vientre, o haber muy pocas posibilidades para entrar, listas de esperas, esperar una baja...Un día después de la clase de yoga me dirigí a la profesora que había visto en el espectáculo para preguntarle por otra actividad que había visto en un folleto "Expresión Corporal", la pregunté en que se basaba éso: yo quiero hacer algo de bailar, la dije en un español rudimentario pero claro. Empezamos el Jueves, dijo: Pásate y ves si te gusta.

El jueves siguiente, no falté a la cita, y no me decepcionó en absoluto, Vicky, desde entonces, mi profesora y maestra, nos abrió la puerta al mundo de la danza sin tapujos ni trabas, cada alumna distinta, pero con objetivos iguales, disfrutar y superarnos arremolinadas por el movimiento y la música.(Continuará)

1 comentario:

tere dijo...

Ola guapa!me ha encantao tu blog, sigue así, disfrutando de la danza!

tere